Daniel Hernandez Humanitario de Abril MLS Works

Nico hermano de Daniel Hernandez estaba en el camino a seguir a su hermano a una vida de fútbol. Pero las cosas no salieron según lo planeado.

En 1998, Nico era un jugador prometedor en Southern Methodist, donde fueron entrenados en el momento por el actual director técnico del FC Dallas Schellas Hyndman. A diferencia de su hermano mayor, él era delantero, a lo que Daniel dice "definitivamente hubiera sido profesional".

En diciembre de ese año, Nico estuvo involucrado en un accidente automovilístico cuando regresaba a Dallas de su ciudad natal Tyler, Texas. El mejor amigo de Nico murió en el accidente, y la médula espinal de Nico fue cortada, paralizándole desde el pecho hacia abajo. Poco después del accidente de Nico, Hernández se encontró con el libro Nada es imposible, escrito por el fallecido actor Christopher Reeve, que quedó paralítico en un accidente de equitación en 1995. Hernández fue tocado por el mensaje de Reeve tanto que compró una copia para su hermano.

Desde entonces, el mayor de los Hernández ha estado atento a las investigaciones acerca de la médula espinal que realiza la Fundación Christopher y Dana Reeve. Este mes, en honor de su trabajo con la fundación, Hernández ha sido nombrado MLS Works Humanitario del mes de Abril.

"Es algo personal para mí, mi hermano está en una silla de ruedas, paralizado, y yo tenía ganas de encontrar una fundación que realmente podría apoyar", dijo Hernández.

"He seguido la Fundación Christopher Reeve en el pasado porque era una oportunidad perfecta para mí,  y con la situación de mi hermano era algo que él podría apoyar también."

La Fundación Reeve se dedica a remediar lesiones de la médula espinal financiando investigaciones y educando a las personas que viven en parálisis. Después de trabajar con ellos el año pasado en el Desafío Pepsi Refresh, Hernández siguió la relación y prevé que cada vez estén más involucrados con el FC Dallas en el futuro.

“Vamos a ver qué podemos hacer localmente para ayudarlos, ya sea a través de sus afiliaciones o tal vez algo aquí con el FC Dallas,” dijo Hernandez. “Es definitivamente el principio de una relación pero planeamos estar involucrados, ya sea recaudando dinero para la fundación o comenzar nuestra propia iniciativa aquí.”

La fundación Reeve (Reeve Foundation) nombro a Hernandez embajador de la organización, y el ayudara a propagar conciencia de la fundación con eventos programados en Houston y New York antes de los juegos del FC Dallas ahí.

“Me da mucha alegría saber que soy capaz de dar devuelta a una comunidad que ha tenido mucho impacto en mi vida ", dijo Hernández en un comunicado de prensa para la Fundación Reeve. "Estoy lleno de gratitud de tener la oportunidad de ser parte de algo que es más grande que yo y encantado de hacer lo que puedo y ayudar a la causa aún más”.

La participación de Hernández con la Fundación Reeve también alimentó su nominación para el "One Man Dallas", la competencia, que honra al hombre en el área de Dallas-Fort Worth ", que representa lo mejor de Dallas desde las perspectivas de participación con la comunidad, la personalidad, inteligencia y aptitud. Los finalistas serán anunciados el 12 de abril.

Hyndman, quien dirigió a los dos hermanos Hernández en SMU, no podría estar más orgulloso de su veterano mediocampista.

Creo que es fantástico en primer lugar que Daniel este tan enfocado en ser un embajador para el FC Dallas ", dijo Hyndman. "El panorama es de lo que podemos hacer por los demás y dice mucho para el FC Dallas y pienso que mejores cosas también vendrán de algunos de nuestros jugadores jóvenes."