Ronald Martinez/Getty Images

Otro empate

El juego protagonizado por el FC Dallas y el Seattle Sounders tuvo todos los ingredientes que debe tener un buen partido de fútbol; lucha, entrega, opciones de riesgo, algunas atajadas y por supuesto goles.
 
Dejando como resultado un 2-2 justo para los 27 hombres participantes en esta contienda, por los tejanos marco Cunnigham en dos oportunidades y por la visita, Zakuani y el colombiano Montero.
 
Los tejanos se mostraron desde los primeros minutos, muy animados, tocando de primera intención y a gran velocidad, pero cometiendo demasiadas imprecisiones, debido a esa gran ansiedad por conseguir anotar el primer tanto del encuentro.
 
Seattle por su parte lucio cauteloso y sin mucho apuro por buscar el terreno defendido por Darío Sala. Simplemente  fue ordenado en defensa y estuvo al asecho de cualquier error para  intentar contragolpear.

Pero sobre el minuto 26 de juego el armador cafetero, David Ferreira encontró un buen espacio para filtrar un balón a espaldas de la defensa verde para Cunnigham que gano en velocidad y fue derribado por el meta Kasey Keller dentro del área para la sanción de un penalti inobjetable por parte del árbitro central Terry Vaughn.
 
Ejecuto el propio delantero Jeff Cunnigham, fuerte y a ras de césped en el minuto 27 y estableció el 1-0.
 
Sin embargo la alegría tejana duro tan solo 11 minutos, pues el error esperado por Seattle, se presento, ante la perdida de un balón de David Ferreira en la zona de salida y el delantero Steve Zakuani se proyecto en velocidad por la banda izquierda, donde nadie lo marco y definió con tranquilidad al palo contrario donde se encontraba Sala y fue el 1-1.
 
El segundo tiempo fue desde el comienzo, mucho mas disputado y con menos fútbol fluido que en la primera mitad y producto de esas fricciones, el colombiano Freddy Montero fue derribado aproximadamente a 30 metros del marco defendido por Sala.
 
El propio ofendido tomo el cobro en el minuto 54 y sorprendió a todos con un estupendo remate, colocado y fuerte, lejos del meta argentino de Dallas, poniendo en ventaja 2-1 a Seattle.
 
Entonces el entrenador Schellas Hyndman movió sus fichas y cambio a McCarty por Avila e ingreso a Shea por Jair Benítez, procurando mayor volumen de juego ofensivo para tratar de empatar el compromiso.
 
Y aunque FC Dallas domino totalmente los últimos 15 minutos de partido, careció de orden y sus ataques fueron desesperados y con pelotazos sin sentido, ni ubicación de claro peligro sobre el arco defendido por Kasey Keller.
 
Pero cuando se jugaba el tiempo de compensación, contra todos los pronósticos en la ultima jugada del partido, el arbitro Terry Vaughn sanciono una nueva pena máxima, a favor del toro texano, después de una confusa jugada dentro del área.
 
Volvió a cobrar el de siempre, Jeff Cunnigham y consiguió su tercer tanto de la temporada, todos pos la misma vía y dejo al FC Dallas con otro empate en la presente temporada.