Termino el 2011

Temporada positiva en el 2011 para el FC Dallas

Termino la temporada 2011 con Los Angeles Galaxy coronándose con su tercera Copa MLS. Esta vez no pudimos ser parte de la gran fiesta, nos quedamos con el deseo de llegar pero debemos estar orgullosos de cómo nuestro equipo supo sobrellevar esta temporada a pesar de ciertos inconvenientes que se presentaron a lo largo del camino. Se cumplieron algunos objetivos como el haber llegado a la liguilla en el torneo local, se hizo un papel decoroso en la Liga de Campeones de la CONCACAF siendo algo nuevo para el equipo  y siendo los primeros de la MLS en ganarle a un cuadro de México en suelo Mexicano al derrotar a los Pumas de la UNAM y se llegó a semifinales de la Lamar Hunt US Open Cup.

Se tuvo con Brek Shea representación a nivel de Selección Nacional de EE.UU y su nominación para MVP de la liga 2011, se tiene el lujo de presumir en la actualidad en nuestras filas al arquero campeón del Mundo Sub-17 de México Richard Sánchez al igual que un delantero goleador en las reservas Rubén Luna y que decir de nuestra joven estrella  Fabian Castillo que participo en el Mundial Sub- 20 representando a Colombia.

El  equipo termino con  52 puntos, empatando el record de franquicia, fuimos el cuarto mejor equipo en la MLS por encima de los cuatro clasificados de la Conferencia del Este, incluyendo a los Red Bulls de New York que nos eliminó, y a sólo un punto de del tercer lugar el Real Salt Lake. Este año mejoramos notablemente los números de asistencia, nuestro slogan de DALLAS `TIL  I DIE,  Dallas a morir fué nuestro grito de batalla para hacernos sentir en casa, causando sensación entre nuestros fans y sin dejar de apoyar a pesar de perder a nuestra figura principal y MVP de la MLS en la temporada 2010, David Ferreira, lesionado en el sexto juego y a quien no pudimos recuperar por el resto de la temporada.

Sin duda un gran año que permitió resurgieran jugadores clave para echarse encima al equipo como Brek Shea(11), Marvin Chávez (6) y Jackson Goncalves ( 4) y meter los goles, sin olvidar los 5 con los cuales contribuyeron nuestros centrales George John (3) y Ugo Ihemelu(2) al igual que los 3 que nos dejó Ferreira antes de lesionarse. También no hay que olvidar la seguridad que Kevin “el gato” Hartman nos dió en el arco y el liderazgo de nuestro capitán Daniel Hernández para comandar al grupo.

Pero hay algo de lo que no tan pronto nos recuperaremos como institución y es  la pérdida de nuestro gran amigo y compañero de profesión, tanto como jugador y cronista Bobby Rhine, siendo el golpe más duro que pudimos haber recibido esta temporada.

En el 2012 nos esperan nuevos retos dentro y fuera de la cancha como equipo y afición, buscar el titulo sin duda el objetivo primordial y apoyar a nuestro equipo en las buenas y en la malas porque orgullosamente “Somos Dallas ‘Til I Die, Somos Dallas a morir”. Nos vemos el otro año ya con un nuevo formato que reducirá nuestras millas de vuelo.